Enfermedades de transmisión sexual

Enfermedades de transmisión sexual. ¿Cómo puedes prevenirlas?

Enfermedades de transmisión sexual. En 2017 se realizó un informe de vigilancia epidemiológica por parte del Ministerio de Sanidad, el cual establecía un patrón de crecimiento en nuestro país en relación a las Enfermedades de Transmisión Sexual, ¿y sus prevenciones? .

Las cifras son claras con respecto a los más afectados: los adultos jóvenes. El grueso de los afectados por las enfermedades de transmisión sexual está entre los 24 y los 35 años y la mayoría son hombres.

¿Qué son las ETS?

Las Enfermedades de Transmisión Sexual (o Infecciones de Transmisión Sexual, como prefiere denominarlas la OMS) son infecciones que se pueden contagiar de una persona a otra cuando estas practican sexo, ya sea anal, oral o vaginal.

Podemos encontrar muchos tipos de ETS: clamidia, verrugas genitales, gonorrea, hepatitis B, herpes genital y oral, SIDA, papiloma humano, molluscum contagiosum, piojos púbicos, sarna humana, sífilis o tricomoniasis, entre otros.

Pero, a continuación vamos a analizar de entre ellas las que son más comunes en España:

1.    Gonorrea

La gonorrea es una ETS causada por una infección bacteriana y que se cura fácilmente con antibióticos. Las personas con gonorrea no suelen presentar síntomas y si lo hacen suele ser en el transcurso de una semana desde que se contagiaron.

Pero, en los casos que se presentan con síntomas suelen padecer de dolor o ardor al orinar, flujo vaginal anormal o sangrado entre periodos en el caso de las mujeres y, en el caso de los hombres flujo amarillo, blanco o verde, dolor o ardor al orinar y dolor o hinchazón en los testículos.

2.    Sífilis

La sífilis es también una ETS causada por una bacteria que se cura fácilmente a través de antibióticos. A diferencia de la gonorrea, la sífilis puede derivar en problemas graves si no se trata, provocando daños permanentes.

La sífilis provoca llagas en la zona genital, las cuales no suelen ser dolorosas y son las responsables de la transmisión de la infección. Estas aparecen en la primera etapa de la infección.

La segunda etapa está caracterizada por sarpullidos en las manos y las plantas de los pies. Esto puede aparecer acompañado de sensación de cansancio, fiebre baja, dolor de garganta o glándulas inflamadas.

En la etapa tardía es cuando se derivan los verdaderos problemas. Cuando se ha tenido sífilis durante mucho tiempo y no se ha tratado, esta puede ocasionar tumores, ceguera o incluso parálisis, además de causar daños en el sistema nervioso o el cerebro e incluso llegar a provocar la muerte de la persona.

3.    SIDA

El SIDA es la ETS causada por el virus del VIH o Virus de la Inmunodeficiencia Humana, el cual afecta al sistema inmunitario y provoca que las defensas caigan y la persona enferme con facilidad.

En general, las personas no suelen tener síntomas inmediatamente, por lo que pueden pasar meses sin saber que tienen SIDA. Entre las 2 y 4 primeras semanas las personas infectadas pueden sentir fiebre, dolor o malestar. Durante esta primera etapa la carga vírica es muy alta, por lo que es fácil transmitirlo a otras personas.

Sin embargo, entre los síntomas más tardíos destacan perder mucho peso, infecciones por hongos fuertes o diarreas, fiebre o sudores nocturnos, entre otros muchos.

4.    Clamidia

La clamidia o clamidiasis es una ETS muy común causada por una infección bacteriana que se cura mediante antibióticos y no suele requerir mayor tratamiento médico. Sin embargo, si no se trata puede derivar en problemas de salud graves en el futuro.

La clamidia no suele presentar síntomas, por lo que los que la tienen no lo saben a no ser que se realicen análisis o pruebas médicas. De todas formas es importante tratarla porque, como hemos mencionado, puede ocasionar trastornos de salud en el futuro, como puede ser la infertilidad.

¿Cuáles son las principales causas de las enfermedades de transmisión sexual?

El sexo sin utilizar las protecciones debidas es el principal medio de transmisión de las ETS. El uso del preservativo en general está extendido entre la población como método para evitar las infecciones de transmisión sexual, sin embargo también es importante concienciar a la población acerca de la necesidad de emplear métodos de protección que vayan más allá de evitar un embarazo.

Existen muchos tipos de ETS que se pueden transmitir a través del sexo oral o del sexo anal y es en estas ocasiones en las que la gente suele ser menos cuidadosa con el empleo de profilácticos.

 

Las enfermedades de transmisión sexual y sus prevenciones ¿Cómo evitarlas?

Como hemos mencionado, el uso de preservativos reduce notablemente las probabilidades de contraer una ETS. Sin embargo, no las elimina del todo, por ello es importante la comunicación con la otra persona, para saber si se realiza análisis y pruebas periódicas y toma todas las precauciones necesarias para evitar contagiarse de alguna infección de transmisión sexual.

¿Cómo saber si sufro una ETS o enfermedad de transmisión sexual?

Existen muchas ETS, que usualmente son las más comunes las que no suelen presentar síntomas a quienes las padecen. Por ello, es importante que cuando nos exponemos a situaciones que pueden ser de riesgo (sexualmente hablando) nos realicemos análisis de infecciones de transmisión sexual periódicas.

Algunas ETS se pueden diagnosticar fácil y rápidamente mediante una exploración de las llagas o líquidos extraídos del pene o la vagina y otras requieren de análisis de sangre para determinar su presencia.

Debido a la facilidad con la que se pueden transmitir las ETS y la frecuencia con la que esto sucede es vital para la salud realizarse análisis periódicos, sin importar si hay síntomas o no de cualquier infección. Como hemos visto, si la detección es precoz, el tratamiento suele ser sencillo y no deriva en mayores problemas; sin embargo, cuando no nos tratamos pueden surgir complicaciones graves de salud en el futuro.

¿Qué te ha parecido esta información acerca de las enfermedades de transmisión sexual y sus prevenciones? Si te ha gustado puede que te interese conocer todo sobre la salud sexual.